viernes, 23 de diciembre de 2011

Crónica de la charla «Corrección de textos originales y traducidos: herramientas, procesos y tipos de corrección»

Como todos los años, el Departamento de Traducción e Interpretación de la Universitat Jaume I organiza el seminario permanente. Consiste en una serie de charlas y mesas redondas en las que los estudiantes pueden aprender sobre aspectos muy diferentes del mundo de la traducción e interpretación de mano de profesionales.

En la primera charla de este seminario, contamos con la presencia de Aurora Besora i González, correctora y traductora jurada. Como bien indica el título de la charla, nos habló de la corrección.

Aurora comenzó la charla con una pregunta «¿En qué consiste la corrección?». La correción consiste, básicamente, en leer y entender los textos y en aplicar un criterio de corrección lingüística y coherencia.
 
A continuación, nos explicó el proceso de corrección, que se puede resumir en estos pasos:
  1. Saber qué tenemos delante: el contexto, de qué va el texto, a quién va dirigido, quién es el autor, etc.
  2. Leer el texto completo antes de empezar a corregir. Si son textos cortos, hay que leerlos por completo; si son textos largos, se hacen catas.
  3. Corregir el texto lingüísticamente.
  4. Comprobar las fechas, los nombres, las citas (en ocasiones están mal atribuidas), etc.
  5. Aparcar el texto un par de días. Este paso no siempre se puede llevar a cabo, ya que dependerá del tiempo que tengamos antes de entregar el encargo.
  6. Volver a leerlo y retocar lo que haga falta.
Hay que tener cuidado cuando volvamos a leer el texto para comprobar las correcciones, porque se puede convertir en un bucle. Hay que saber parar.

Seguidamente, nos habló sobre aspectos que tenemos que tener en cuenta al traducir textos originales y textos traducidos. En los textos originales, el autor (normalmente) escribe en su lengua, aunque no tiene por qué estar formado. Sin embargo, el traductor sí que lo está. Además, el texto original no está condicionado, mientras que el traducido sí, ya que puede no entender el original.

La misma comparación hizo con los textos escritos y los orales. En los escritos, la posibilidad de que haya frases subordinadas y de que sean más largas es mayor que en los textos orales. Pero, estos últimos, al ser orales, tienen la característica de la eufonía y de que no se puede volver atrás.
A continuación, vimos los tipos de texto y las características de cada uno que se tienen que tener en cuenta al corregir. Los más importantes son:
  • Legales: tienen usos tipográficos concretos, existe poco margen sintáctico y la puntuación es muy importante. Además, en los textos protocolarios, hay que tener especial cuidado con los cargos, los nombres, las mayúsculas y el orden de aparición.
  • Publicitarios: hay que destacar la importancia de la imagen, los juegos de palabras y las licencias publicitarias.
  • Cientificotécnicos y especializados: marcados, sobre todo, por la terminología. Para este tipo de textos hay que conocer el tema.
  • Informativos: lo más importante es la claridad, el orden de los complementos circunstanciales y que haya poca subordinación.
  • Webs y redes sociales: se caracterizan por la brevedad, el diseño, el uso especial de mayúsculas (gritar), los juegos ortotipográficos, el uso de cursivas, el grado de informalidad y las abreviaturas.

Después de hablar sobre el proceso y sobre los textos, quedaba hablar sobre los tipos de corrección. Cabe destacar, principalmente, los siguientes:
  • Ortotipográfica: consiste en la corrección de la ortografía, las mayúsculas y minúsculas, la puntuación, la morfología, la sintaxis y el léxico.
  • Estilo: se centra en la estructura, la coherencia, el contenido y el lenguaje no sexista.

Asimismo, aunque el trabajo principal del corrector sea corregir, también se puede dedicar al asesoramiento, por ejemplo, para la creación de manuales de estilo, para orientar cómo comunicar buenas o malas noticias, etc.

A continuación, nos señaló las actitudes y aptitudes que debe tener un corrector. Las principales son:
  • Conocimiento de la lengua y actualización.
  • Espíritu crítico, reflexivo y concentración.
  • Coherencia en la aplicación de criterios.
  • Curiosidad.
  • Capacidad para ir más allá y para aprender de los errores.
  • Conocimientos de programas informáticos.
  • Humildad.
  • Paciencia.

Para acabar, avisó de que, cuando se ejerce de corrector, hay que tener cuidado con:
  • La paralización.
  • El intervencionismo (no censurar).
  • La ultracorrección.
  • Dar por sentado alguna información.
  • La uniformidad excesiva.
  • La incoherencia.
Aurora Besora cerró la charla con una frase sobre el trabajo del corrector, aunque también se podría aplicar al del traductor «No es trabajo para lucirse, porque no tiene que dejar huella».

Y, cuando acabó la charla, me pregunté «¿Por qué no tenemos una asignatura, aunque sea optativa, de corrección de textos?».

miércoles, 19 de octubre de 2011

Audiencia, fansubs, doblaje, calidad... ¿cuál es su relación?

Hoy en día, vemos como algunas series duran solo un capítulo o, en casos extremos, lo único que llegamos a conocer es el anuncio de una serie que nunca llegará a emitirse. Cuando una serie no funciona, es decir, no tiene audiencia, dura poco en televisión. Las cadenas deciden suprimirla de su programación porque pierden más dinero si siguen emitiéndola que si deciden perder lo ya invertido.

Seguramente os estaréis preguntando ¿y qué tiene que ver esto con la traducción? Pues, depende de cómo se mire, mucho. Pensad en la relación que se puede establecer entre los fansubs, la traducción para el doblaje y la audiencia.

Sobre los fansubs ya habló Ismael en su blog. Y es que, estén mejor o peor hechos, dan la oportunidad de ver las series en versión original subtitulada y, ahora, al poco tiempo de que las estrenen en el país de origen. Esta rapidez puede tener un efecto dominó. La primera ficha en caer es, probablemente, la audiencia. Cuanto más tiempo tarden en estrenar la versión doblada en España, más gente habrá decidido ver la serie por su cuenta. Esto podrá hacer que, cuando estrenen la versión doblada, tenga menos audiencia. Por supuesto que habrá gente que volverá a ver el capítulo en la versión doblada, pero habrá otra que no lo hará. Por lo tanto, las cifras de audiencia se verán afectadas.

Otra ficha que también cae es la calidad. Algunas cadenas se han dado cuenta de que tienen que ser más rápidas en estrenar las series que vienen de fuera. Por eso, todo el proceso, desde que se compran los derechos hasta que se emite, se acelera. Dentro de ese proceso está la traducción, que es lo que a nosotros nos interesa.

En mi opinión, la calidad de los doblajes se ha visto afectada. Pensad en una serie más o menos antigua y en una actual y comparadlas. Seguramente, el doblaje de la más antigua será de mejor calidad que el de la actual. Podría mencionar dos ejemplos que conozco bastante bien: Embrujadas, que acabó en el 2006, y Pequeñas mentirosas, que se estrenó el año pasado. He visto varias veces muchos de los capítulos en versión original y doblada. En Embrujadas, tanto la traducción como el doblaje están más conseguidos que en Pequeñas mentirosas. No es que en esta última las traducciones sean malas, pero en varias ocasiones podrían haber elegido otra opción mejor. También he notado diferencia en el doblaje en sí. En el primer caso, el ajuste y la sincronía labial están mejor hechos. Se nota menos que la versión original no es en español.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Creéis que la calidad del doblaje ha empeorado? ¿Pasa solo con series que llegan muy rápido a España?

Y los fansubs ¿afectan a la audiencia? ¿Es culpa de las cadenas por tardar tanto en emitir la versión doblada?

lunes, 29 de agosto de 2011

Si no te becas, es porque no quieres (o sabes)

¿Cuántas veces habéis visto en programas como Callejeros viajeros a alguien que está en tal país porque pidió una beca y habéis pensado "Yo también quiero"? Muchas, ¿verdad? A mí me pasa muy a menudo y he pensado que no sería la única, porque no podemos negar que a los estudiantes de Traducción e Interpretación nos gusta “movernos por el mundo”. Por eso, en esta entrada voy a intentar hacer una recopilación de becas, tanto para estudios como para realizar las prácticas, que nos dan la oportunidad de "irnos fuera".

Aprovecharé la información que nos dieron en una mesa redonda titulada Posibles salidas laborales (crisis final de carrera) organizada por el departamento de Traducción e Interpretación de la UJI y en el Plan de formación para las prácticas internacionales 2011-12: Estrategias y herramientas avanzadas para el empleo y las prácticas internacionales al que asistí después de acabar el curso.

Becas para estudiar dirigidas a estudiantes de últimos cursos:
- Erasmus: para estudiar un semestre o un año en una universidad de un país de la UE que tenga convenio con tu universidad.
- Intercambio: puede que tu universidad ofrezca un programa de intercambio distinto al Erasmus. Por ejemplo, la UJI ofrece intercambios con Australia, Rusia, Sudamérca, Canadá y EE. UU.

Becas para realizar las prácticas dirigidas a estudiantes de último curso:
- Erasmus Prácticas: el mismo caso que la Erasmus, pero para hacer las prácticas.
- Faro Global: ofrece la posibilidad de realizar las prácticas en el extranjero. Está destinada a estudiantes que no hayan disfrutado de una beca Erasmus Prácticas.

Becas para realizar prácticas dirigidas a licenciados:
- Leonardo: como la Erasmus Prácticas pero dirigida a estudiantes que ya han acabado sus estudios.
- Argo Global: como la Faro Global pero restringida a licenciados que no hayan disfrutado de una beca Leonardo, Erasmus Prácticas o Faro Global.

Becas en instituciones europeas o en organismos internacionales:
- Comisión Europea
- Parlamento Europeo: las hay remuneradas y no remuneradas

Becas para realizar másteres:
- Ministerio de Educación: para realización de másteres en Estados Unidos.
- Fulbright: para continuación de estudios en Estados Unidos.
- Obra social La Caixa: para interesados en hacer un máster en España, Europa, Canada, Estados Unidos o Asia.
- Becas Futuro: para hacer estudios de postgrado en Francia.

Para acabar, otras becas que os pueden interesar:
- Institutos de verano para jóvenes estudiantes: dirigida a estudiantes que quieran pasa el verano en un instituto de Compromiso Cívico, Administración Medioambiental o Innovación y Economía en Estados Unidos.
- Bolsa de viaje “Ruth Lee Kennedy”: destinada a mujeres universitarias que deseen ampliar conocimientos o investigar en centros de enseñanza superior de Estados Unidos.
- Lectorado con Fulbright: para enseñar español y estudiar en una universidad estadounidense.
- Auxiliares de lengua española en centros docentes del extranjero con el MEC: dirigido a estudiantes de último curso o licenciados.
- Auxiliares de conversación en Estados Unidos y Canadá: dirigida a licenciados.
- Becas MAEC-AECID: concedidas por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación para estudios de lengua, postgrado, doctorado e investigación.
- Programa Grundtvig: para promover la educación de adultos.
- Programa Comenius: dirigida a alumnos de infantil, primaria y secundaria.

En este enlace podéis consultar algunas de estas becas y otras. También os recomiendo que le echéis un vistazo al portal Universia. Ahí encontraréis un montón de becas y con bastantes criterios para definir las búsquedas. Algunas de las convocatorias están cerradas, pero podéis consultar la información igualmente y estar atentos para cuando las vuelvan a abrir.

La mayoría de veces no aprovechamos estas oportunidades por que ni siquiera sabemos que existen. Por eso os recomiendo que os informéis (también podéis preguntar a profesores o en la oficina de relaciones internacionales de vuestra universidad) y busquéis las becas que más os gusten o interesen y que las solicitéis. Son oportunidades muy buenas que tenemos que aprovechar.

miércoles, 20 de julio de 2011

Crónica de la IV Semana de la Traducción Audiovisual (y III)

La última parte de esta crónica va a continuar donde acabó la anterior. Como lo último que mencioné es, muy por encima, algunas características de las empresas y las agencias, voy a continuar con lo que nos comentó Jennifer sobre los tipos de encargo.
Normalmente se dan de dos tipos, el de localización, en el que la empresa te proporciona el archivo sin separar el código de programación de las partes traducibles; y el de traducción, en el que sí que están separadas. En el primer caso, la traducción debería cobrarse más cara, ya que pasamos mucho tiempo separando texto traducible de códigos.
Estos encargos forman parte de un ciclo, que se divide en cuatro fases: preparación previa, localización, revisión y corrección y post-localización.
En la preparación previa el equipo informático saca toda la parte localizable del juego y los gestores de proyectos configuran la guía de personajes; la guía de estilo; crean archivos específicos contextualizados (de diálogos, de menú, de interfaz, de tutorial…) con la restricción de caracteres; y hacen un glosario que se convierte en una memoria de traducción. A todos estos documentos se les llama el kit de traducción.
La siguiente fase es la de localización. Cada traductor tiene asignado un gestor que le manda en el kit. Los traductores traducen el material y mantienen contacto con el gestor, sobre todo para preguntar dudas. Si hay dos posibilidades, se consulta con el cliente. Sin embargo, no se deben preguntar todas las dudas. A veces es mejor traducirlo y comentar la duda después.
A continuación se pasa a la fase de revisión. En ella los revisores revisan las traducciones. La idea del traductor puede no coincidir con la del revisor. Al final el gestor de proyectos es el que decide.
A partir de aquí, empieza la fase de post-localización. La copia revisada se pasa a los informáticos que introducen el texto nuevo al juego. Si hay algo que no cabe o algunos gráficos no adecuados, son los informáticos los que tienen que adaptarlo. Estos cambios los recomiendan los traductores y los revisores.
Ese archivo se envía al cliente, que lo comprueba, apunta los errores o lo que no le gusta y lo devuelve para que se repita el proceso hasta que esté solucionado o hasta que se acabe el tiempo. Es entonces cuando el cliente hace las copias y vende el juego. Si hay fallos gordos (los jugadores se quejan), el cliente hace un parche y se suele distribuir de forma gratuita.
Aunque hemos visto que en el ciclo de localización de un videojuego mediano o grande interviene mucha gente, en el caso de los videojuegos pequeños (como los juegos en flash), es el traductor el que lo hace “todo”.
Después de hablar sobre el ciclo de localización, llegamos al último apartado del taller, que estuvo dedicado a desmentir algunas falsas leyendas como:
- Sin experiencia no consigues trabajo en empresas importantes;
- Tienes que irte fuera de España para trabajar;
- Tienes que cobrar menos porque estás empezando;
- Traducción es una carrera con pocas salidas;
- Debes coger lo primero que te ofrezcan;
- Debes trabajar gratis para coger experiencia;
- Debes terminar la carrera antes de empezar a trabajar como traductor.
En este apartado también hablamos sobre el enfoque profesional. Aquí Jennifer nos dio muchos consejos para empezar nuestra carrera, que muchas veces es difícil, ya sea por el esfuerzo económico inicial o por lo que puede llegar a costar encontrar trabajo. Entre todos los consejos, que fueron muchos, destacaré los siguientes:
- Lo más importante de todo es tener redactados (o casi) los documentos más importantes:
  • el currículo: hay que tener uno general y después hacer currículos específicos para cada empresa.
  • una horquilla de precios (mínimo que estamos dispuestos a cobrar y máximo al que creemos que podemos aspirar). Así, cuando nos pidan la tarifa, podremos contestar rápidamente. En este caso, hay que tener en cuenta las tarifas de otros países, que no tienen por qué coincidir con las del nuestro. Para eso es necesario que nos informemos antes de enviar una tarifa.
  • cartas de presentación.
  • cartas con presupuesto, aunque es optativo.
  • un modelo de factura.
- Es útil que guardemos las cartas de presentación que hagamos, porque nos pueden servir más adelante.
- Es importante que tengamos un orden de prioridad de lo que queremos hacer (videojuegos, películas, series…) y dónde (en España, EE. UU., Asia, Inglaterra…).
 - Tenemos que hacernos visibles en internet, como dijo Jennifer “Estar hasta en la sopa”. Y eso lo hacemos mediante:
  • bases de datos de traductores (ProZ, TranslatorsCafe…);
  • redes sociales (Linked In, Twitter, Facebook…);
  • foros de traducción (TRAG, Traducción España…);
  • visitar y comentar asiduamente en blogs profesionales;
- Tener un correo serio y si puede ser con dominio propio. Y ya que tenemos un dominio, hacernos una página web.
- Asociarnos a asociaciones como ASETRAD, ATRAE o la XARXA, entre otras, y si lo hacemos, mencionarlo en nuestro correo. Esto se valora mucho en Reino Unido y Estados Unidos.
- Buscar clientes, ya sean directos o empresas de traducción o localización.
Estos fueron algunos de los consejos, pero hubo muchos más. Aquí acabó el taller de Traducción y localización de videojuegos: técnicas, herramientas y recursos para traductores noveles que, como habréis podido ver, fue muy productivo.
Para concluir, tengo que decir que esta semana fue muy útil. Sobre todo para estudiantes como nosotros, que estamos en los últimos cursos. Por un lado, para aquellos que no saben aún a qué modalidad se quieren dedicar les sirvió para ver un poco más de cerca la traducción audiovisual y, por otro lado, para aquellos que ya saben que esta modalidad es la suya, les proporcionó información y conocimientos que no se pueden adquirir en clase por falta de tiempo. 

¡Espero con ganas la edición del año que viene!

viernes, 15 de julio de 2011

Crónica de la IV Semana de la Traducción Audiovisual (II)

Ha pasado mucho tiempo desde la última entrada, pero por unas cosas u otras (exámenes, portátiles que no quieren encenderse) no he podido escribir. Pero ahora, ya de vacaciones, voy a continuar con lo que empecé. A ver si el blog coge ritmillo.
La segunda parte de esta crónica (que al final he dividido en dos) trata del taller Traducción y localización de videojuegos: técnicas, herramientas y recursos para traductores noveles que tuvimos por las tardes. Lo impartió Jennifer Vela Valido, cuyo currículo podría ocupar, perfectamente, una entrada entera. Aparte de ser traductora, profesora de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y cofundadora de Subbabel, su carrera profesional se extiende a otros campos que os dejo que descubráis en su perfil de ProZ.
El taller, que duró cuatro días, fue muy completo y nos dio tiempo a ver de todo un poco: desde cómo es esta industria, hasta aspectos profesionales, pasando por las características de los videojuegos, el ciclo de localización, las herramientas que se pueden utilizar... Incluso hicimos varias prácticas de localización que Jennifer nos devolvió corregidas.
Todo esto lo empezamos con una visión rápida sobre la industria de los videojuegos. Lo más destacable es que es una industria muy lucrativa. Para que nos hagamos una idea, el coste del desarrollo de un videojuego puede ir desde 1 millón de dólares (en mini juegos) hasta 15 millones (en juegos grandes). Grand Theft Auto 4 tiene el récord con un coste de 100 millones de dólares, pero, solo en la primera semana a la venta, recaudó 500 millones. Otro ejemplo es God of War III, que costó 44 millones y en 24 horas tuvo una recaudación de medio millón de dólares.
Seguidamente, Jennifer nos explicó qué son los videojuegos y los tipos que existen. Sobre esto último cabe destacar que aparte de la división según la plataforma (ordenador, consola, móviles, etc.) y el género (arcade o acción, aventuras, simulación, plataformas, etc.), añadió una clasificación que los ordenaba desde el punto de vista traductológico. Es decir, según el género del juego, tendrá un contenido traducible y una dificulta terminológica diferentes. Por ejemplo, los juegos de plataformas tendrán un contenido y una dificultad bajos, mientras que los de aventuras tendrán tanto el contenido como la dificultad altos.
A continuación, vimos las características más específicas de la traducción de videojuegos. Por un lado, hay que saber que la gran mayoría tienen el inglés o el japonés como lengua de partida y que combinan la traducción audiovisual y la localización de software. Además, este tipo de traducción exige la adaptación completa a las convenciones de la cultura meta. Esto es conocido como transcreación. Un ejemplo es el caso de World of Warcraft en China. Se sustituyeron los huesos por tumbas y los esqueletos por zombies porque la versión original era demasiado fuerte para la cultura meta.
El siguiente paso  fue ver cuáles son los tipos de texto localizable. Estos se dividen en la interfaz (menús, tutoriales, mensajes, etc.), el texto en pantalla (subtítulos, diálogos, gráficos textuales, etc.) y los documentos complementarios (web oficial, guías, manuales, etc.).
La interfaz, que suele ser el 30% de lo que se traduce en un videojuego, es la parte más parecida a la localización del software. En este caso no se puede ser creativo, sino que hay que ser claro, preciso y conciso. Es la parte más aburrida, pero la más fácil, puesto que se repite mucho y es casi igual en todos los juegos.
El texto en pantalla, que representa un 40/50% del total, pertenece al juego en sí y será diferente en cada uno. De momento no se pide sincronía labial en los diálogos, porque no está tan evolucionado. Sí que piden una determinada longitud de caracteres, aunque en los subtítulos no se respetan los parámetros de la subtitulación. Aquí es necesaria una creatividad máxima.
Finalmente, los documentos complementarios, que suponen un 20/30%, tienen que mantener la coherencia con lo anterior, es decir, se debe utilizar la misma terminología. Si la persona que lo traduce no es la misma, tiene que tener el glosario. En este apartado también se incluyen las notas de prensa, que es por donde suelen empezar los principiantes, y el marketing.
Estos textos tienen unas prioridades y unas restricciones al traducirlos. Las principales prioridades son la adaptación cultural, social, política, etc.; la creatividad y transcreación; el lenguaje coloquial e idiomático; la brevedad y concisión; y la claridad y facilidad de uso. Por otro lado, las restricciones son la limitación de espacio; la subordinación del texto escrito a la imagen y al audio; la falta de contexto; respetar la terminología original; y las variables.
El siguiente día lo empezamos hablando sobre que no existen programas de localización para videojuegos, pero sí que podemos utilizar algunas herramientas de localización. Jennifer las clasificó en no específicas, como Microsoft Excel o Word, y específicas, como Translator’s Workbench de SDL y Tag Editor de Trados. Además, dentro de las específicas tenemos algunas de low-cost, como Wordfast o Deja Vu y otras en la nube, como Wordfast Anywhere. Asimismo, pudimos ver que hay otro tipo de herramientas como las que pueden servir para traducir videojuegos flash (Sothink SWF Quicker) o los emuladores (Nescube, entre otros).
Es importante saber que las empresas de localización no te van a pedir que sepas utilizar herramientas de traducción, mientras que las agencias de traducción, a las que, normalmente, se les encargan las localizaciones, sí. Por eso es recomendable acudir, al principio, a las empresas de localización directamente.
Y hasta aquí la segunda parte de la crónica, que he decidido dividir para que no se haga pesada. Dentro de poco, la tercera y última parte.

jueves, 26 de mayo de 2011

Crónica de la IV Semana de la Traducción Audiovisual (I)

Ha pasado bastante tiempo, pero entre unas cosas y otras, no he podido dedicarme a esto antes, aunque tenía ganas. Pero bueno, al final he sacado un ratito y aquí está.

Un año más, el grupo Trama organizó la Semana de la Traducción Audiovisual. Este año era la IV edición y se celebró del 11 al 14 de abril en la Universitat Jaume I de Castellón.
Como de costumbre, por las mañanas se realizaron conferencias y mesas redondas y por las tardes pudimos asistir a un taller, que, en esta ocasión, trató sobre la traducción de videojuegos.
La semana se inauguró con la mesa redonda La cadena del doblaje, en la que participaron Francesc Fenollosa (actor i director de doblaje), Gustavo Almela (traductor i ajustador), Ester Tolós (traductora i ajustadora) y María Alcón (gerente de Noclafilms Producciones). Explicaron el proceso de doblaje y las revisiones que pasa la traducción desde que la hace el traductor hasta que llega a la sala de doblaje. Además, dieron algunos consejos, entre los que destaco los siguientes:
  • Es mejor que el traductor y el ajustador sean la misma persona, si no es posible, debe haber una buena comunicación entre ellos.
  • En muchas ocasiones, cuando traducimos, nos pegamos mucho al texto y a veces se nos pueden escapar algunos errores, por eso es recomendable que cuando tengas una traducción acabada (y si el tiempo lo permite) te la repase un compañero. Si se te ha escapado algo, es casi más probable que lo detecte él que tú.
  • Ya sabemos que en la traducción para el doblaje manda la imagen. Es por eso que, aunque hayamos hecho una traducción “perfecta”, hayamos trabajado mucho en ella, cuando llega a la sala, el actor de doblaje dice algo que el traductor no ha escrito porque, simplemente, no se ajusta a la imagen.
  • Relacionado con lo anterior, nos dijeron que es aconsejable aprender a ajustar. Para ello era una buena idea ir a la sala de doblaje y ver los fallos, los problemas que tienen los actores de doblaje, cómo y por qué se equivocan. Esto nos ayudará mucho al hacer nuestras traducciones.
  • Hay que saber adaptarse a todo. En la traducción audiovisual es imposible aburrirse, un día estás traduciendo dibujos, otro una película, a la semana siguiente un documental…
  • Sin embargo, aunque esta es una profesión muy diversa, puede que pases mucho tiempo traduciendo una serie. Pero llega un momento en el que se acaba. Hay que saber cambiar el chip.
  • Normalmente en las series largas se dividen los capítulos entre varios traductores. En esos casos es fundamentar mantener una buena comunicación con el resto de compañeros, para mantener la coherencia y cohesión.
  • En este tipo de series, las largas, es bueno que todo el equipo invierta mucho tiempo al principio, en los primeros capítulos, porque luego todo será más rápido.
La mañana se clausuró con la conferencia Plataformas docentes para el aprendizaje de la traducción audiovisual: l'AVT-LP impartida por Anna Matamala (Universitat Autònoma de Barcelona). Esta conferencia era parte del Seminario de Investigación e iba dirigida a estudiantes de máster y postgrado, por lo que no asistí.

El martes empezamos el día con la conferencia Manipulación y reescritura en la traducción para el doblaje: Por un análisis genérico a cargo de Mabel Richart (Universitat de València y Virginia University).

Mabel intentó hacernos ver los cambios que se producen en todos los eslabones de la realización de películas. Desde la gente que hace posible la película, pasando por el traductor, luego por el ajustador, seguidamente por el director de doblaje y finalmente en la sala. En todos los pasos hay cambios, que el espectador no conoce, y se producen por algo. Hay una caja negra entre el guión original y las voces que oímos en el cine.

Un ejemplo que lo demostraba, entre otros, fue de la película Shreck. En una escena, Shreck, Asno y Fiona caminan por el bosque. De repente Shreck eructa. Asno le dice que no es apropiado hacer eso delante de Fiona y, seguidamente, Fiona eructa también. Entonces Asno dice:

She is as nasty as you are!

La traductora lo tradujo por: “¡Es tan cochina como tú!”

Pero la versión final fue: “¡Ahora vas y lo cascas!”

En este caso, el cambio de traducción no se produjo por ajuste, sino porque el actor de doblaje, José Mota, le sugirió al director, Gonzalo Abril, el cambio, y este lo aceptó.

Para finalizar la mañana de forma amena, tuvimos la mesa redonda Experiencias en TAV de estudiantes UJI en el extranjero en la que Alba Moreno y Rebeca Díez, acompañadas por Frederic Chaume, nos contaron sus vivencias. Alba, que actualmente es profesora de español en la Universidad de Manchester, había hecho las prácticas en Digim (Alemania). Entre sus tareas estaba la traducción de óperas. Rebeca, que en la actualidad está estudiando el máster en Tecnologías de la Traducción y Localización de la UJI, había hecho las prácticas en JBI Studios, en Los Ángeles. En su caso, no hizo traducciones, sino que fue Project Manager. Ambas nos aconsejaron hacer las prácticas en el extranjero, porque, además de ser el primer contacto con el mundo laboral, si lo haces “fuera de casa” la experiencia es más intensa.

El penúltimo día empezó con la conferencia Friends y Siete Vidas: ¿parecidos razonables? por Rocío Baños (London Metropolitan University). Seguidamente se realizó la conferencia Reflexiones sobre la recepción de la AD impartida por María Valero (Università di Parma). Desafortunadamente, no pude asistir a ninguna de las conferencias, porque estaba en un curso de Interpretación Consecutiva.

El último día de la semana de la traducción audiovisual empezó con la conferencia de Lisa Kaltwasser (Digim GmbH) titulada Subtitling in Germany. Para acabar la mañana, Andrew Steele y Guillermo López-Anglada (Nintendo of Europe GmbH) nos hablaron sobre Inside Video Game Localisation y Cómo no escribir un currículum vítae respectivamente.

Como esa mañana también tuve curso de interpretación, llegué justo para ver la última conferencia. En ella, Guillermo nos dio varios consejos muy útiles para hacer nuestro currículo y nuestra carta de presentación.
  • Lo más importante es que, como expertos en la lengua, no pueden tener ni una falta de ortografía.
  • Tienen que ser personalizados, es decir, seleccionar la información que más le pueda interesar a cada empresa.
  • Tenemos que indicar nuestros pares de lenguas.
  • No hace falta que pongamos “inglés: nivel alto”. Se sobreentiende que si somos licenciados en T/I tendremos un nivel alto. Además, el resto de lenguas que conozcamos, no hace falta que las indiquemos si no traducimos de ellas, porque a las empresas (supongo que no a todas) no les interesa si “tenemos un nivel medio de alemán” pero no somos capaces de traducir del alemán.
  • A él personalmente no le gusta que los currículos tengan foto.
  • En las cartas de presentación hemos de evitar las frases típicas, hacen que leerlas sea aburrido. Tenemos que tener creatividad. Solo así destacaremos del resto. Además, la carta de presentación tiene dar una imagen de cómo somos. Eso se consigue con el estilo propio.

Y esto es un resumen de lo que dieron de sí las conferencias y las mesas redondas. Para la próxima entrada, la crónica del taller que hicimos por las tardes: Traducción y localización de videojuegos: técnicas, herramientas y recursos para traductores noveles, impartido por Jennifer Vela (Universidad de las Palmas de Gran Canarias).

miércoles, 18 de mayo de 2011

Cómo acabé en Traducción e Interpretación

Bueno, tras “inaugurar” el blog y abandonarlo (con motivos justificados que más adelante descubriréis) he vuelto para poner esto en marcha de verdad. Para ello voy a empezar por el principio. Os voy a contar cómo y por qué empecé a estudiar Traducción e Interpretación.

Como le habrá pasado a mucha gente, se me daban bien los idiomas. Lo “típico”: no me hacía falta estudiar para los exámenes, me solía aburrir en clase porque lo que explicaban ya me lo sabía, hacía los deberes en el momento... Sobre todo en inglés, en francés (que estudié los 6 años de instituto) no tanto.
A esa soltura (que luego te das cuenta de que no es nada) se le sumó algo que creo que me dio el empujón final. Practico Taekwon-Do Tradicional desde que tenía unos 5 años y a finales del 2004 me examiné para cinturón negro. Desde entonces, he tenido la oportunidad de participar en campeonatos internacionales en varios países. La única persona que sabía inglés en el equipo era yo (aunque parezca difícil de creer), por lo que me tocaba hacer de intérprete (sin saber aún qué era lo que estaba haciendo) en reuniones y en las competiciones en sí. Al principio no me enteraba de nada, pero poco a poco me fui soltando y me gustaba.
Además de los viajes relacionados con el Taekwon-Do, hubo otro que también significó mucho para mí. En 2007 “se me fue la pinza” y decidí irme un mes a estudiar inglés a Temecula, una ciudad al sur de Los Ángeles. Viví con dos familias anfitrionas y aprendí mucho.
Con todo eso, me di cuenta de que quería estudiar algo relacionado con el inglés. Pero aún no tenía claro qué. Recuerdo que hasta 3.º de la ESO no supe que Traducción e Interpretación era una carrera. Lo descubrí gracias a mi profesor de Valenciano, que me comentó, más o menos, cuál era el mejor itinerario, ya que ese año teníamos que ir pensando en las optativas que íbamos a coger en 4.º y más adelante en bachiller. Como yo no tenía nada claro aún, elegí Matemáticas B, Biología y Física y Química. Con esa combinación se podría entrar a cualquier bachiller, así que no descartaba ninguna opción. Aunque Biología me gustaba y se me daba bastante bien, supe que si escogía el bachiller de ciencias no lo pasaría bien del todo. Por eso opté por la rama de humanidades y escogí Latín, Griego e  Historia del Mundo Contemporáneo en primero y Latín, Historia del Arte y Geografía en segundo.
Durante ese tiempo no paré de buscar información sobre Traducción e Interpretación y me di cuenta de que esa era mi carrera, ese era mi futuro. Solo encontré una “pega” a estudiar T/I: en Valencia solo se podía cursar el segundo ciclo, por lo que, o me iba a estudiar fuera, o entraba en otra carrera (Filología, por ejemplo) y luego me cambiaba.
Decidí que quería entrar directamente a T/I. Empecé a barajar posibilidades y la mejor era estudiar en Castellón, en la Universitat Jaume I. Estaba lo bastante cerca como para ir y volver en el mismo día, la nota de entrada no era excesivamente alta y tenía muy buena reputación. Así pues, fue mi primera opción. Por si acaso, también puse un par de Filologías y Turismo, aunque no creo que me hubiera hecho mucha gracia entrar en alguna de ellas.
Justo el año de antes habían quitado la prueba de inglés para acceder (menos mal, porque me habría pillado en Dublín disfrutando de la beca del IVAJ). Entré sin problemas a mi primera opción. Ya son tres años los que llevo estudiando T/I y creo que ha sido la mejor “primera opción” que he hecho.

sábado, 23 de abril de 2011

Let's Get this Party Started

¡Hola a tod@s!
Por fin me he decidido a abrir este blog. Hace un tiempo, cuando me fui de intercambio a Alfred (NY), abrí uno para contar mis aventuras por aquellas tierras. Y, la verdad, me gustó.
Ahora, la intención es otra: escribir sobre cualquier tema relacionado con la Traducción e Interpretación. En un principio, será desde el punto de vista de una estudiante de 3.º. Con el tiempo ¿quién sabe?
Pues bien, vamos a ver si esto funciona.